No lo van a creer, pero es cierto Lunes, 12 Marzo 2012 por Adolfo Martínez López

Los hechos que hoy les narro en esta colaboración y aun cuando parece que son increíbles, les aseguro que son ciertos, se realizaron en el pueblo de Juanacatlán, Jalisco ubicado en la parte alta de la sierra de Tapalpa y Atemajac de Brizuela.

Así como se venera la virgen de Zapopan en la población del mismo nombre y en Guadalajara, igualmente se respeta en grado sumo la llamada “Virgen de la Defensa” en la población de Juanacatlan; la Virgen se denomina así porque cuando el Obispo se las entregó les dijo: “Esta Virgen es para su defensa”, ya que los Españoles encomenderos del lugar tenían casi esclavizados a los indígenas.

Esta virgen, en la temporada de lluvias, es llevada en peregrinación como la de Zapopan a que visite los pueblos ubicados en la sierra, convirtiendo esos días en festivos por ejemplo cuando visita Tapalpa desde que sale de su templo hasta que llega, entre cantos, música, bandas de guerra, rezos, danzas y cuetes los cientos de devotos, a pie la acompañan en todo el recorrido por la carretera, seguidos por los de a caballo con banderas y estandartes le ponen colorido a la romería, por supuesto, se paralizan todas las actividades oficiales.

Ajustándose a un calendario preestablecido, en el mes de septiembre le toca la visita de la Virgen de la Defensa al pueblo de Atemajac de las Tablas hoy de Brizuela, llega el día 7 para regresarla a su santuario el día 6 de diciembre fecha en que Juanacatlán la recibe con todo jubilo y pompa, la acompañan casi todos los habitantes de los pueblos de la zona montañosa, pues lo mismo van personas de Atauco, Tapalpa, La Manzanilla, que de San Francisco, Los Espinos, Talcozagua y Ferrería de Tula, lo que aprovechan las autoridades para acedía hacerlo festivo y establecer un tianguis donde se venden todos los productos d e la sierra: quesos, panelas, dulces, ponche de granada, cobijas y zarapes.

Pero hace varios años lo que causó mayor impacto y una gran expectación fue que una avioneta particular, volando a baja altura, en el momento de la llegada de la Virgen al templo, ante el asombro de los fieles, arrojó flores y confeti de colores a toda la concurrencia y esto fue lo insólito e increíble que sucedió un año después al llegar nuevamente la virgen y que hoy les cuento:

Rosalío (Chalio Huerta para los amigos) presidente municipal en turno, queriendo impresionar a los ciudadanos de la sierra, ideó que la virgen de la Defensa dada su jerarquía debía llegar a su templo, también en una avioneta y no en carreta y ni tardo ni perezoso mandó construir con madera una aeronave la cual debía transportar el día 6 a la virgen hasta la misma puerta del templo; ya construida la réplica de la avioneta la mandó a estacionar en el paraje “Agua Escondida” donde esperó a la virgen y su comitiva, la cual entre vivas, cuetes, coros y danza de los Moros con la anuencia del párroco Pascual Morones (ya finado) la subieron a la avioneta y con sogas, entre todos los fieles, entre vivas y risas, fue jalada por unos y empujada por otros, llegando así triunfalmente en avión pero rodando a las puertas mismas del templo.

¿Cómo la ve, estimado lector? Por lo visto no solo Lagos tiene su famoso Alcalde, ¡pues también en Juanacatlán hace aire! Y si no, que lo diga la virgen que fue la que llegó . . . . casi casi volando.